Estado y religión en las Constituciones del Perú

Suma Ciudadana

Echemos una mirada retrospectiva a la visión de la religión católica por el Estado peruano a través de sus normas constitucionales. Desde el inicio de la república, la permanente referencia a la religión católica en las Constituciones Políticas denota su influencia en la manera cómo el Estado se ha relacionado con la sociedad, moldeando el grado de desarrollo y reconocimiento de los derechos de las personas, hasta la fecha. 

Art. 8 de la Constitución de 1823. La religión de la República es la católica, apostólica, romana, con exclusión del ejercicio de cualquier otra.

Art. 6 de la Constitución de 1826. La religión del Perú es la católica, apostólica y romana.

Art. 3 de la Constitución de 1828. Su religión es la católica, apostólica, romana. La nación la proteje (sic) por todos los medios conformes al espíritu del Evangelio; y no permitirá el ejercicio de otra alguna.

Art. 2 de la Constitución de 1834. Su religión es la católica, apostólica, romana. La nación la protege por todos los medios conformes al Espíritu del Evangelio, y no permite el ejercicio de otra alguna.

Art. 5 de la Ley Fundamental de la Confederación Perú-Boliviana de 1837. La religión de la confederación es la Católica, Apostólica, Romana.

Art. 3 de la Constitución de 1839. Su religión es la católica, apostólica, romana, que profesa sin permitir el ejercicio público de cualquier otro culto.

Art. 4 de la Constitución de 1856. La nación profesa la religión católica, apostólica, romana: el Estado la proteje (sic) por todos los medios conforme al espíritu del Evangelio y no permite el ejercicio público de otra alguna.

Art. 4 de la Constitución de 1860. La Nación profesa la Religión Católica, Apostólica, Romana: el Estado la protege, y no permite el ejercicio público de otra alguna.

Art. 3 de la Constitución de 1867. La Nación profesa la religión Católica, Apostólica, Romana. El Estado la proteje (sic), y no permite el ejercicio público de otra alguna.

Art. 4 de la Constitución de 1860 (puesta nuevamente en vigencia en 1868 y luego en 1883). La Nación profesa la Religión Católica, Apostólica y Romana y el Estado la protege. (Modificación de 1915)

Art. 5 de la Constitución de 1920. La Nación profesa la religión Católica, Apostólica, Romana. El Estado la protege.

Art. 232 de la Constitución de 1933. Respetando los sentimientos de la mayoría nacional, el Estado protege la Religión Católica, Apostólica, Romana. Las demás religiones gozan de libertad para el ejercicio de sus respectivos cultos.

Art. 86 de la Constitución de 1979. Dentro de un régimen de independencia y autonomía, el Estado reconoce a la Iglesia Católica como elemento importante en la formación histórica, cultural y moral del Perú. Le presta su colaboración. El Estado puede también establecer formas de colaboración con otras confesiones.

Art. 50 de la Constitución de 1993. Dentro de un régimen de independencia y autonomía, el Estado reconoce a la Iglesia Católica como elemento importante en la formación histórica, cultural y moral del Perú, y le presta su colaboración. El Estado respeta otras confesiones y puede establecer formas de colaboración con ellas.

_________________

Fuente: Domingo García Belaunde. Las Constituciones del Perú. Segunda edición revisada, corregida y aumentada. 2005

Anuncios

¿Desea comentar este documento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s