Precedentes sobre hábeas data y acceso a información pública de municipalidades de Chiclayo

Luis Alarcón Llontop

Profesor de la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la U. Señor de Sipán y consultor de Suma Ciudadana

Parece que en las escuelas de gestión pública no se enseña a cumplir sentencias, o en todo caso, no se las considera como una fuente de reglas de gestión. Este es el resultado preliminar de una investigación empírica[1] hecha por mis alumnos del curso de Derecho y Legislación de Medios (para futuros periodistas), destinada a evaluar si los funcionarios de 15 municipalidades distritales de la Provincia de Chiclayo (norte del Perú) hacían caso o no a pedidos de información sustentados en decisiones del Tribunal Constitucional que declararon pública dicha información.

Procedimos del siguiente modo: Los alumnos revisaron las sentencias sobre hábeas data almacenadas en el archivo electrónico Justicia y Transparencia, que fueron entabladas contra municipalidades. Luego extrajeron la información pública declarada por el Tribunal Constitucional y la convirtieron en materia de sendos pedidos de información dirigidas a las municipalidades de Chiclayo. El depósito de los pedidos, el seguimiento y el recojo de las respuestas fue registrado en una ficha técnica.

De acuerdo a los resultados preliminares, las municipalidades de Chiclayo no mejoraron su escaso respeto a la regla de transparencia, respecto a los diagnósticos de 2009 y2010 elaborados también por alumnos de esta facultad. Por ejemplo, aquello que fue categorizado por los alumnos como ‘burocratización’ o complejidad del procedimiento (mucha y mediana en el 13% y 60%, respectivamente) evidencia la permanente falta de circuitos eficientes para atender pedidos de acuerdo a ley. Y esto a pesar de que la jurisprudencia del Tribunal sobre hábeas data ha señalado en reiteradas ocasiones los estándares mínimos de un adecuado servicio informativo hacia la ciudadanía. De otro lado, la forma de las respuestas (fueron verbales en el 60% de los casos) denuncia también el pobre conocimiento de la administración sobre cómo satisfacer adecuadamente este derecho fundamental, a pesar de que la solución está en las sentencias.

Finalmente, las respuestas incompletas (60% de los casos) desnudan otro problema grave, como es el desdén por el rigor y la exactitud de la respuesta a un pedido preciso de información pública. Como ha compilado Juan Manuel Sosa Sacio[2]: “(…) respecto al contenido de la información a entregarse, el Tribunal ha señalado que ésta debe ser `oportuna, incondicional y completa` (STC 04885-2007-HD); es más, ha precisado que la información pública debe ser entregada en `términos mínima o elementalmente razonables, lo que supone que ésta deberá ser cierta, completa, clara y, además, actual`” (STC 00007-2003-AI).” Todas ellas son reglas de gestión que duermen el sueño de los justos en los archivos de jurisprudencia.


[1] Monitoreo 2012 de solicitudes de información pública a municipalidades de Chiclayo sobre sentencias de hábeas data del Tribunal Constitucional a 10 años de la Ley 27806. (Aun inédito)

Anuncios

Una respuesta a “Precedentes sobre hábeas data y acceso a información pública de municipalidades de Chiclayo

  1. INTERESANTE TRABAJO DE INVESTIGACIÓN. AYUDA A COMPRENDER LA DINÁMICA DEL EJERCICIO DEL DERECHO DE ACCESO A LA INFORMACIÓN PÚBLICO Y EL MODO EN QUE LAS ESTRUCTURAS BUROCRÁTICAS SE RESISTEN A SU CUMPLIMIENTO.

¿Desea comentar este documento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s