Anotaciones sobre las características de la información pública

Sofía Liliana Salinas Cruz

Abogada de la Procuraduría Pública Especializada en materia constitucional del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, con estudios de Maestría con mención en Derecho Constitucional en la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Sobre las características de la información objeto del derecho de acceso a la información pública, el Tribunal Constitucional señaló que se trata de aquella que guarden, mantengan o elaboren las diversas instancias y organismos que pertenezcan al Estado (Exp. Nº 01797-2002-HD/TC). Igualmente, ha señalado que también será información pública la que está bajo el dominio de personas jurídicas de Derecho Privado que prestan un servicio público o que desarrollen funciones administrativas, siempre que dicha información esté referida a las características del servicio, sus tarifas y sobre las funciones administrativas que desarrollen (Exp. N° 0390-2007-PHD/TC y 03803-2008-PHD/TC).

Al respecto, conviene tener en cuenta la jurisprudencia de la Corte Constitucional Colombiana, en la que ha hecho una notable distinción entre los tipos de información que pueden existir. Así, la Corte distinguió 4 subtipos de información[1]:

a)    La información pública en sentido estricto. Precisa la Corte, que será información pública objeto de este derecho incluso aquella información privada o personal, siempre que ello esté dispuesto en una norma. Sobre su acceso no habría duda. Aquí estarían inmersos los documentos públicos de carácter general como aquellos que contienen actos administrativos, oficiales o resoluciones judiciales; o como aquella que contiene datos sobre el estado civil de la persona o la conformación de su familia.

b)   La información semi privada. Por su parte, señala que la información semi-privada, involucra datos personales como impersonales, es por ello que su acceso se encuentra limitado en alguna medida. De ahí que solo puede ser obtenida y ofrecida por la autoridad administrativa en el cumplimiento de sus funciones y resguardando los datos personales. Aquí encontramos datos sobre la seguridad social o comportamiento financiero de una persona.

c)    La información privada. Este tipo de información, puede versar sobre datos personales o impersonales, pero que su dominio pertenece al ámbito privado. Por tal razón, su acceso o disposición tiene que darse a través de una orden judicial. Aquí estamos ante casos de documentos privados como balances generales de personas jurídicas o historias clínicas.

d)      La información reservada. Se trataría de información personal y referida directamente a derechos fundamentales como dignidad, intimidad y libertad, y que solo quedan dentro del ámbito de decisión de la persona,  por lo que ni siquiera una orden judicial puede ordenar su acceso o disposición. Dentro este tipo de información, la Corte Constitucional de Colombia precisó que se encontraba información genética, ideología, libertad sexual, que son los conocidos datos sensibles.

Se puede apreciar que la información pública, que es objeto de este derecho, comprende tanto información pública, en sentido estricto, como datos personales[2]. Y es que el principio de publicidad inspira a toda la organización y funcionamiento del Estado, independientemente de la naturaleza formal de las relaciones jurídicas que enlaza con otras entidades del Estado, o los particulares, entendiendo que tales relaciones se establecen dentro de procedimientos jurídicos y públicos[3].

Sin embargo, no todo dato personal es objeto de este derecho. Al respecto, consideramos que para determinar qué datos personales pueden ser de conocimiento público, se puede emplear como factor la función que cumple al interior de la comunidad o de la sociedad, de una sociedad democrática y transparente. Es por ello que siempre será información pública los ingresos de los funcionarios públicos, o una lista de personas que no cumplen con sus deberes de alimentos a menores de edad, el estado civil, el código de contribuyente. De ahí que se excluye toda aquella información que le atañe solo a la persona, o que requiere el pronunciamiento previo de una autoridad administrativa o judicial.


[1] Sentencia C- 640/2010, Sentencia T – 729/02.

[2] Para la Corte Constitucional Colombiana, los datos personales son aquellos que a) está referidos a aspectos exclusivos y propios de la persona, b) permite identificar a la persona, c) la titularidad del dato solo le corresponde a la persona, y d) su tratamiento está sometido a reglas especiales. Un dato impersonal sería aquel que no reúne las características propias de los datos personales.

[3] FERNÁNDEZ RAMOS, Severiano. Algunas proposiciones para una ley de acceso a la información. En: Boletín Mexicano de Derecho Comparado. N° 105, pp. 13. (http://www.juridicas.unam.mx/publica/rev/boletin/cont/105/art/art5.htm )

Anuncios

¿Desea comentar este documento?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s